Dialéctica & Innovación

innovación

¿Se puede inventar cuando parece que todo existe ya? 

Hacer lo mismo un poco mejor cada día, no es innovar

El mundo cambiante en el que vivimos repercute directamente en las empresas, los avances tecnológicos y la interconexión de los mercados son una realidad que afecta a todos los sectores provocando cambios en las costumbres de los consumidores. La supervivencia de muchas empresas está directamente ligada a su capacidad de innovar. ¿Pero qué se puede inventar cuando parece que todo existe ya? ¿Cómo se tiene que entender y aplicar la innovación en el ámbito de la empresa?

Podríamos dedicar muchas páginas con el fin de definir qué es la innovación y cómo promoverla en la empresa. Quizás sería interesante plantear en tu empresa un taller de debate  para aportar una respuesta más concreta y personalizada a estas preguntas antes de lanzar al mercado tu próxima novedad. Existe mucha información al respecto y mientras esperamos que nos llames para discutirlo juntos, en este artículo, vamos a centrarnos  en un tipo concreto de innovación que suele cambiar drásticamente los paradigmas de una industria: la innovación disruptiva.

No es un concepto nuevo, la historia empresarial está repleta de ejemplos de innovaciones disruptivas (la máquina de coser en el sector textil o Internet en el sector de las comunicaciones). Lo que  está claro es que es un fenómeno cada vez más frecuente porque a mayor conocimiento del ser humano, mayores posibilidades de crear algo totalmente nuevo o  reutilizar lo existente.

La innovación disruptiva se diferencia de la innovación incremental  (asociada con la filosofía de la mejora continua) en que se orienta a introducir pequeñas mejoras en las empresas para que cada vez gusten más a los consumidores.

La innovación disruptiva, se diferencia de la innovación incremental  (asociada con la filosofía de la mejora continua) en que se orienta a introducir pequeñas mejoras en las empresas para que cada vez gusten más a los consumidores. Dentro de las empresas que apostaron con éxito por estrategias disruptivas podemos encontrarnos con: Google, Zara, Ikea , Amazon, UBER, Nespresso, ING, el Circo del Sol, Timex, etc. Todas son de sectores muy distintos, pero sin embargo, tienen en común una gran reflexión y un análisis profundo acerca de cómo modificar o adecuar sus recursos, sus procesos, sus canales de comunicación, sus relaciones internas y externas y cómo siempre orientar sus acciones hacia las experiencias del cliente, el impulso del consumo, así como  la situación presente y futura de los mercados. Básicamente muchas de estas empresas lo han cuestionado todo.

En paralelo, muchas empresas simplemente no consiguen innovar ni tampoco adaptar sus productos o servicios cuando se encuentran frente algo novedoso o nunca visto antes en su sector. La falta de dominio de aquellas capacidades y estrategias que llevarían a muchas empresas al re-diseño y canalización de sus propios recursos y el miedo a lo desconocido provocan muchos de los fracasos o de las grandes dificultades de adaptación. Un ejemplo claro es la desaparición de muchas empresas con la aparición de Internet.

innovación

El Debate una herramienta para innovar

innovación

Cuestionar lo establecido para reinventarse.

No pretendemos que todas las empresas adopten estrategias disruptivas pero sí nos parece inequívoco que tanto para las empresas que quieren innovar como para las empresas que tienen que adaptarse a las innovaciones que surgen en los mercados, la Dialéctica se presenta como una herramienta óptima para resolver muchas problemáticas. Su implantación en la empresa ya es signo de innovación en sí, además, habilita todos los mecanismos para crear el cambio: pensar más allá de lo establecido, analizar todo tipo de datos con profundidad eliminando los sesgos cognitivos, reflexionar sobre el presente y anticipar el futuro, como abrir paso a la creatividad antesala de la innovación.

Al igual que en nuestro artículo Dialéctica & Nuevas Tecnologías podríamos sugerir diversos grupos de trabajo (ejemplo: departamento de diseño y producción / departamentos de I+D / Business Intelligence, etc) quienes por medio de nuestros talleres de debate se vean confrontados con reflexiones o preguntas que conduzcan a la elaboración nuevas estrategias aplicadas tanto para lanzar de nuevos productos o servicios como para re-diseñar el uso de los recursos de la empresa con objetivo de innovar transformando lo existente o también adaptarse a la circunstancias de los mercados.

Artículo escrito por Catherine Pisarski - Co-fundadora de Crea Debate.

Leave your comment